Sobriedad

Se acabaron las fiestas y esa agridulce euforia colectiva basada en el exceso. Tras los empachos de la carnalidad y las sobredosis de frívola bondad, toca ahora deshacerse de inútiles envoltorios y abrir el mejor regalo que nadie puede hacernos: la sobriedad.
Desde la página 7 de nuestra propia historia, doy comienzo a la gran aventura vital llamada 2014 (2+0+1+4 = 7) (7+7 = 14). Y para iniciar esta nueva etapa, estoy pensando en estrenar una agenda azul repleta de días y noches, cuatro imponentes estaciones e innumerables posibilidades.
Algunas culturas afirman que la tinta invisible del destino ya tiene marcadas las fechas cruciales en las que perderemos a un ser querido, volveremos a enamorarnos y/o a ser amados, nos harán una interesante oferta laboral, y por supuesto: la fecha del adiós definitivo a nuestro ser temporal.
Doy gracias por estar hoy aquí y que tú estés ahí, y de corazón te deseo una buena siembra y cosecha para este 2014. Todo lo demás es infinita soledad y misterio.
Anuncios

One response to “Sobriedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: